HOME

a

REGISTRESE !

a

Objetivos de sitio


Archivo Temático 


Archivo (por fecha)


Colaboradores


Links


Premios recibidos


a

Buscador

a

Correo

 

 

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

Notas

Humanidad

Humanidad

Revista Mutantia (1981)

- 12.11.2001 - 


“El homicidio perpetrado por razones egoístas constituye una rareza estadística en todas las culturas, incluída la nuestra. En cambio, el homicidio por razones altruístas, con riesgo de la propia vida, se destaca como el fenómeno predominante en la historia...Repitámoslo una vez más: la tragedia del hombre estriba no en un exseso de agresividad, sino en una sobreabundancia de devoción.

...El arma más mortífica de que dispone éste es el lenguaje. El ser humano se muestra tan accesible al hipnotismo de las consignas como al contagio de las enfermedades contagiosas...El individuo no es un asesino, pero el grupo sí lo es, y al identificarse con éste, el individuo deviene asesina a su vez. Tal es la dialéctica infernal que se trasluce de la historia humana de guerras, persecuciones y genocidios...Enfrentado a una tarea para la que no ha sido programado, un computador o bien queda reducido al silencio o se sale de sus casillas. Esto último es lo que parece haber ocurrido, con la reiteración descorazonadora, en las culturas más variadas.”  Arthur Koestler en Jano 

“Que haya todo un universo de trasmutaciones en fluencia sincrónica no exime de saber que será acompañado por luchas difíciles y prolongadas. Sabemos también que los sistemas totalitarios de masas tienen como objetivo la aniquilación de la autonomía del individuo.”

“Entretanto, en grandes ciudades o pueblos pequeños, sintonizados en la frecuencia de Gaia, van multiplicándose los seres que encarnan la certidumbre  del corazón en órbita. Más allá del silencio bulle una convicción, el rito que regenera las mejores visiones de la especie, el canto, la nítida constelación de las vivencias. Es apenas el inicio de una marcha diferente que no reconoce otro horizonte excepto la sinceridad.

...Hay en todas partes, ratificadas o en ciernes, redes de individuos aplicados al apoyo mútuo. No se acurrucan en un hedonismo infecundo, tienden a estimular acciones sociales con la intención de favorecer el crecimiento de un mundo más humano. Esta humanización del mundo ( obviamente bestializado por variados fanatismos grupales homicidas) es el segmento más obvio de la tarea. Mientras, sutilmente, se empiezan a dar confluencias o nódulos de afinidad generalmente inadvertida hasta hoy. En este momento de la modificación de la trama íntima del universo ( y de su compenetración en cada cual), que mucha gente atrapada por las formas y estereotipos  se plantea la necesidad imperiosa de zafarse de la angustia inherente.

...La mediocridad y la trivialidad, la arbitrariedad y la imitación, recorren impunemente las avenidas del presente creando sin parar espectros paralizante.

...abundan ante aseveraciones como éstas ciertos comentarios irónicos de quienes creen en la inevitabilidad del apocalípsis o de quienes apuestan a la inalterabilidad de las lacras colectivas. El único modo de explicar de qué se trata será mediante el quehacer regenerativo o, dicho en otras palabras asumiendo las pautas que conectan aplicando lo que uno sabe pensar- sentir- hacer con calidad e intensidadd.

Allí donde los contrarios permiten una  recreación y no donde uno de ellos se elige como absoluto, surge la unanimidad de las diversidades apuntadas a re- ligar a los humanos de modo trascendente .

Allí donde la impotencia es una forma de violencia,  la cultura como cultivo constituye indefectiblemente una experiencia vitalizadora  .

... ¿Qué hacer entonces?  Según Bettelheim debemos enfocar la labor en tres planos: 

a)      crianza y educación de los niños fuera de los procesos aniquilantes de la sensibilidad

b) reeducación de los jóvenes adultos que ya han sido plagados por las formulas sofocantes de la imaginación y la emotividad .

c) proyección de los logros y los prototipos de acción más allá  de los ” iniciados”, al cuerpo global de la comunidad . 

 El hombre es libre en lo universal pero en la secta es esclavo. El error de todo sectarismo consiste en esta ruptura con el cosmos , con la extensión cósmica, en la incomprensión de la responsabilidad universal de cada uno en todos y en todo. La secta quiere salvarse a sí misma, no quiere salvarse junto al  mundo...

Carcomidos por la paranoia extraviamos el significado de la unción . La egolatría  y el temor al conflicto , desencadenan abrumadores desgastes de energía, fútiles remolinos de omnipotencia...

  

 

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000