[menu.htm]

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

NOTAS

Cerebro

El miedo y la amígdala

Brain Briefings (Marzo, 1998)

- 06.08.2001 - 


El área con forma de almendra en el cerebro, la amígdala, es la encargada de recibir las señales del peligro potencial y comienza a desencadenar una serie de reacciones que ayudan a la auto-protección.

Las investigaciones están revelando las áreas cerebrales y los mecanismos involucrados en el circuito del miedo basado en la amígdala.  Existe una esperanza de que la comprensión detallada de los procesos cerebrales que median al miedo llevarán a:

·        Nuevos métodos para tratar los desordenes relacionados con el miedo como las fobias, donde miedos específicos son llevados a un extremo.

·        Descubrir como el género, edad y enfermedad afectan al miedo y sus interpretaciones.

Los investigadores comenzaron a descubrir evidencias de que la amígdala estaba involucrada en la emoción del miedo en los años 30.  Los monos con daños en la amígdala mostraban una disminución dramática del miedo.  Luego, estudios con ratas demostraron que el daño en la amígdala los llevaba a acercarse a los gatos. 

Las revelaciones acerca de este sistema de miedo llevaron a los investigadores a examinar recientemente la respuesta cerebral humana al miedo con estudios de imágenes.  Un estudio demostró que las fotos con caras que provocan miedo inician un rápido aumento y caída de la actividad en la amígdala.  En el futuro, los científicos piensan que los estudios con imágenes podrían ayudar a determinar el curso del tratamiento de desordenes que involucran una función anormal del procesamiento del miedo.  Por ejemplo, una persona con un miedo extremo a los gérmenes, que continuamente se lava las manos, conocido como desorden obsesivo-compulsivo, muchas veces necesita meses de terapia.  La idea es ayudar a la persona a sobrellevar ese miedo.  Pero, qué pasaría si las técnicas de imágenes demuestran que la amígdala está continuamente activa y no disminuye su actividad en el tiempo como ocurre normalmente ante un estímulo de miedo?  Esto podría significar que el área es defectuosa y una vida de terapia solamente no podría ayudar al individuo a sobrellevar el miedo.  En este caso, el tratamiento con drogas podría tener más beneficios. 

Por el momento, los investigadores están intentando descifrar el proceso del miedo en los humanos.  Esperan poder determinar los efectos de la edad, género y enfermedad sobre el sistema.

Además, los científicos están descubriendo las reacciones bioquímicas que llevan a cabo la respuesta al miedo y las regiones cerebrales que modifican la respuesta en la amígdala. 

El conocimiento del sistema del miedo también motiva a los investigadores a determinar las posibles diferencias entre el miedo y la ansiedad.  El miedo involucra un proceso rápido en el cerebro.  La ansiedad provoca una reacción más lenta que perdura en el tiempo.  Esto sugiere que el procesamiento de ambas emociones debe ser diferente.  Asimismo, estudios tempranos demuestran que diferentes partes de la amígdala podrían procesar a la ansiedad y al miedo.  También, parecería que algunas enfermedades resultan de defectos en las áreas de ansiedad mientras que otras están más vinculadas a los circuitos del miedo.

 

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000