[menu.htm]

 

      “La  Humanidad  tiene  razones  que  la  Razón  del  Hombre  ignora”    

NOTAS

Cerebro

Menos dolor

The New York Times (Noviembre 28, 2000) 

- 22.01.2001 - 


Los fieles lectores saben que he tenido un dolor artrítico en ambas rodillas por una década y que he experimentado una mejoría sintomática luego de tomar un suplemento diario que combina glucosamina y condroitina.

Hace seis meses comencé a usar bandas con imanes en las rodillas cuando jugaba al tenis o caminaba.  Además de ser mucho mas cómodas que las bandas de neopreno, éstas parecen haber disminuido el disconfort durante las actividades estresantes para mis rodillas.

Aunque los imanes han sido utilizados durante miles de años para calmar el dolor, todavía no se ha comprobado que éstos son los responsables de aliviar los síntomas.

Los estudios sobre la terapia magnética bien desarrollados y controlados con placebos han sido escasos.  Uno de los pocos, realizado en el Baylor College of Medicine en Houston sugirió que la terapia magnética reducía significativamente el dolor en las rodillas en 50 pacientes con el síndrome post-polio.

Otros estudios encontraron que los imanes ayudaban a controlar el dolor de los pies en los diabéticos como también el dolor de las extracciones dentales.  La terapia magnética también ha ayudado a promover la saneamiento de las fracturas que fallan en la unión.

La mayoría de los estudios que muestran resultados positivos acerca de la terapia magnética no tienen un control de placebos o no puede asegurar que los pacientes desconozcan quien tiene los imanes verdaderos.  Por ejemplo, un estudio piloto en Vanderbilt University Medical Center de 16 pacientes con dolor de rodillas causado por artritis reumatoidea o psoriática, demostró que la terapia magnética por una semana resultó en un 67 por ciento de reducción del dolor.  Pero el estudio no tenía un grupo placebo para comparar.

 

- 10v Servicios de Internet -

Junio 2000